Por una buena gobernanza de la empresa

Gredos San Diego y SERIES vienen apoyando los “Diálogos para la Acción” que organiza el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, y cuyo es objeto es reunir a un grupo de expertos para tratar sobre temas de actualidad vinculados a cuestiones referentes a la necesaria demanda dirigida a las empresas para que se gestionen con criterios socialmente responsables.

El día 11 de diciembre, se celebró el segundo Diálogo para la Acción, bajo el título de Responsabilidad Social Corporativa y su implicación en la Gobernanza de la Empresa.

Los expertos que participaron pertenecían a diversas organizaciones sociales, sindicales, mundo académico y el propio Director de Responsabilidad Social Empresarial de GSD, Juan José Barrera. Hubo una coincidencia en señalar que es necesario que la gobernanza de la empresa, vinculada a las Juntas de Accionistas y los Consejos de Administración, sean más transparentes en la información, y que las empresas no solo deben tener en cuenta a sus accionistas, sino que sus decisiones afectan de forma muy importante a otros grupos de interés como son los trabajadores, los clientes, los proveedores y el entorno local donde desarrollan su actividad.

Se trató de cómo cada vez más los Consejos de Administración, adquieren un poder que sobrepasa a quien, sobre el papel legal, les nombra, los accionistas. Se criticó el exceso de retribuciones de los consejeros y cargos directivos, muy alejadas de las de los propios trabajadores de esas empresas y de la realidad social en el que se desenvuelven las retribuciones de la gran mayoría de los ciudadanos, y como estos excesos en muchos casos son desconocidas por los accionistas pequeños ahorradores.

Ante los escándalos que se están produciendo en determinadas empresas, vinculados en la opacidad o poca transparencia de la situación económica de la empresa, además de la responsabilidad que se les exige a los Consejos de Administración, debería ser extensible a las empresas auditoras de sus cuentas y a los entes reguladores que deberían controlar la actividad. Un ejemplo, fue la permanentemente mención hecha a la crisis financiera y al papel poco eficaz del Banco de España en el control de las cuentas de las entidades financieras.

Por último, se consideró que habría que propiciar actuaciones incentivadoras del buen gobierno corporativo combinadas con regulaciones que sancionen a quienes no tenga una correcta práctica de buen gobierno corporativo.

Más información en: http://observatoriorsc.org/taller-rsc-gobernanza-empresa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.